Google+

texto_cabecera

logo cabecera

foto gastronomia

Gastronomía en Túnez

La gastronomía en Túnez es muy variada: desde los apetitosos casse croûtes (baguettes de pan rellenos de atún, patatas cocidas, huevo, tomate y aceitunas negras) que se venden en los puestos de la calle, hasta elaborados platos basados en verduras, pescado, carne vacuna o cordero preparados en encantadores restaurantes locales y con un exquisito aspecto.

El plato tunecino más conocido es, sin lugar a dudas, el cuscús. A base de sémola cocida al vapor, se le añade un estofado de verduras y garbanzos, bien con pescado, cordero o pollo según recetas locales.

Para amantes de las verduras, los ingredientes son muy frescos y saludables. La salade tunisienne lleva principalmente tomate y pepino, mientras que la salade mechouia combina pimientos y tomates asados.

El brik es una pasta de hojaldre muy fina y crujiente, enrollado en forma de puro y relleno de pollo o atún, queso y huevo.

La harissa es una pasta picante hecha a base de pimientos rojos. Se utiliza mucho en la cocina tunecina, y si realmente no quieres probarla ¡conviene coméntarselo al camarero antes de encargar tu plato!

La carne se prepara de distintas maneras: a la parrilla, estofada, o picada.

Túnez es un paraíso para aficionados al dulce. Existe una enorme variedad de galletas, pastas y dulces, elaborados a base de ingredientes tales como hojaldre, almendras, dátiles, pistachos y miel.  Si quieres más información sobre las famosas pastas de té tunecinas, pincha aquí para leer sobre las tres empresas más conocidas del sector, algunos de los cuales exportan su producto por todo el mundo. Otro dulce que se unta en pan para el desayuno o merienda es shamiya : para saber más, mira la sección sobre curiosidades o pincha aquí.

En este apartado, conviene mencionar la dieta típica en la zona del desierto. El dátil es el producto estrella del sur, un alimento muy completo y que se puede comer en cualquier momento del día. Entre dunas, la comida caliente se prepara de una manera muy ingeniosa: bajo las ascuas de una hoguera. Así se prepara el pan del desierto, o estofados de patata y carne.

El agua mineral es la bebida que suele acompañar a casi todas las comidas. El té se toma muy caliente y muy azucarado. Existen las conocidas marcas de bebidas refrescantes, además de cervezas y vinos tunecinos. Con respecto al alcohol, se puede comprar en bares, restaurantes y hoteles principalmente en zonas de afluencia turística. Dicho esto, es siempre una oportunidad para prescindir durante unos días de una bebida que además de deshidratar, no está disponible en lugares menos turísticos como pueden ser las excursiones en pleno desierto.

Viajes Desertia Travel brinda a sus clientes, la posibilidad de probar la auténtica comida tunecina en restaurantes locales previamente contratados por su calidad, ambiente e higiene.

Estamos desarrollando un recetario de platos tunecinos. Si quieres recibir noticias sobre este sabroso proyecto, contacta con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .