Google+

texto_cabecera

logo cabecera

foto situacion politica

Situación política y social

Túnez es una República independiente, encabezada por un Presidente, de acuerdo con su constitución. Debido a las influencias externas pasadas y la propia formación y experiencia internacional de sus dirigentes a lo largo del siglo XX, es uno de los países árabes más modernos del mundo.

Desde su independencia de Francia, los dirigentes tunecinos han pretendido consolidar aspectos sociales contemporáneos dentro de una cultura tradicional como es la árabe. Uno de los aspectos más destacables es la situación de la mujer en Túnez. En la propia Constitución tunecina de 1956, se aprobaron una serie de leyes que establecieron derechos a la mujer que adelantaban a muchos países europeos. Estas leyes garantizaron pleno derecho e igualdad de oportunidades en la educación, el mercado laboral, y lo social para ambos sexos, encontrándose entre las más avanzadas del mundo árabe.

En la etapa más reciente de la historia política y social de Túnez, enero de 2011 supuso el cambio más radical desde su independencia. Detonado por una tasa muy elevada de paro entre una población jóven altamente cualificada, Mohamed Bouzizi, diplomado en informática pero obligado a vender fruta en la calle por falta de empleo estable, se inmoló, causando la "Revolución del Jazmín", revuelta política que acabó con el régimen autocrático del que había sido Presidente durante los últimos 21 años, Zine El Abidine Ben Ali.   Gracias al sacrificio de Mohamed Bouzizi y otros muchos tunecinos, el 23 de Octubre de 2011, Túnez vivió sus primeras elecciones democráticas, cuyos resultados conducirán a una constitución democrática refundida la cual, entre otros cambios, recogerá la elección directa por el pueblo de futuros Presidentes, así garantizando la estabilidad a largo plazo que caracteriza este país tranquilo y pacífico.